miércoles, 11 de septiembre de 2013

Always remember where you are from



La distancia además de ser una moda como tema en twitters hipsters es un hecho ahora en mi vida y pese a que siempre he querido viajar y descubrir mundo evidentemente echo de menos mi hogar, me atrevería decir que incluso pequeñas cosas que hasta hoy nunca valoré. No sé cómo enfocar este post, lo que intento deciros es que si estás en tu casa, con tu familia ahí, tras la puerta, deberías sentirte muy privilegiada porque habrá un día donde empieces tu aventura y ya no tendrás a tu mami para darte el beso de buenas noches.
Pocas veces valoramos lo que de verdad merece nuestra atención y nos centramos en esas malas distracciones.
Este es un post cortito, no lo niego, pero con la excusa quería compartir fotos antiguas de mi familia. Para que todos esos recuerdos, nunca se olviden.

 

Coger a mi hermano pequeño y llevarle como si de un saco de patatas se tratase en su momento era lo más normal del mundo.

 




Los tres hermanos completos :D

3 comentarios:

  1. Jajajaja que fotos más graciosas, los recuerdos de la infancia nunca se olvidan! nos hacemos mayores y poco a poco nos vamos separando más de la familia pero ellos siempre estarán ahí pase lo que pase :)

    besitos!

    ResponderEliminar
  2. En tu casa te aseguro que te echaran mucho en falta, mas de lo que te imaginas. Y el saco de patatas y el otro sonriente, también. Pero te quedan muchos mas momento con todos, tranquila que los aborreceras, jejeje Seguro que están super orgullosos de ti.

    tsmgo

    ResponderEliminar

Los comentarios siempre equivalen a una sonrisa, ¿te atreves?