domingo, 10 de marzo de 2019

Me he puesto en modo Marie Kondo y...

Mi vida lo pedía a gritos, ORDEN en la sala. Creo que sólo te das cuenta de la cantidad de cosas que tienes cuando tienes que hacer una mudanza y en mi caso llené una furgoneta y varios maleteros. Me gusta verme como una mujer libre, sin ataduras, sin cadenas, nada ni nadie que le pare... hasta que llego a mi armario. Por muy pájaro que me quiera sentir hay algo que está claro, es imposible meter mis cosas en varias maletas y pirarme. La verdad es que no es algo que tenga en mente, tranquilos papá y mamá, no estoy pensando en desaparecer, simplemente es eso, que si quisiese, no podría. O peor aún, si hubiese un incendio en casa, yo perdería muchas cosas... ¿y me dolería por la cantidad o por la cantidad? No lo sé, pero en serio, es que no me explico cómo ocupan tanto espacio las cosas si luego uso lo de siempre y tengo que comprar más, tengo un problema.



Como yo soy muy fan de tener crisis existenciales un fin de semana empecé a hacer limpieza de armario, porque mira que tengo ropa, ¿eh?. Y no me quejo, de hecho aspiro a tener un vestidor entero lleno de ropa, como el de Dulceida si pienso en lo barato, el de Rachel Green si pienso en algo práctico o el de Carrie Bradshaw si pienso a lo grande. Igualmente en estos armarios hay cosas que sobran, porque no hay otra forma de definirlo; SOBRAN. Así que mientras puse a Marie Kondo dando consejos, abrí las puertas, despejé la cama y me puse a ordenar.

Si tú estás leyendo esto con un sentimiento de culpa, sí, debes hacerlo,
así que te dejo algunos consejos ¡y manos a la obra!... o al montón de ropa.

Encuentra el día

Por muy buenas intenciones que tengas, a veces, no es el día de ordenar. Tienes que pillarte en un mood no melancólico, pero tampoco enfadada. Lo importante es que seas capaz de tirar la camiseta que llevas años sin usar y sólo guardas al fondo por si acaso, seamos sinceras,  no la vas a usar, es el momento de darle el funeral que merece.


Los recuerdos están en nuestra cabeza, no en la ropa

Parece una tontería, pero me costó aprenderlo. Yo soy muy de tener cariño a prendas sólo porque me recuerdan a un momento importante de mi vida. Hay algunos que obviamente hay que guardar, como el último uniforme o ese vestidazo que aunque ya no entre, sigue valiendo 100 euros. Pero también hay jerseys, camisetas o simples complementos que no nos vamos a poner nunca y sin embargo guardamos por miedo de olvidarlo. Aceptemos la realidad, no van a hacernos un museo con todos nuestros recuerdos, nadie es tan importante. Entonces... ¿para qué guardar un abrigo que se cae en pedazos si jamás te lo vas a poner? Date el tiempo que necesites, pero es importante que aprendas y digas adiós.


Ponte algo de fondo

Ya sea una serie que no tengas que prestar atención o una buena playlist, el silencio atonta, todo lo demás motiva. Eso sí, debe ser algo que no te distraiga demasiado, porque una buena serie te hará quedarte en el suelo embobada con unas medias en las manos durante 40 minutos (sí, ha pasado). Si vas a hacer una limpieza intensiva tu cerebro va a estar rindiendo como si estuvieses en el gimnasio, no es algo científico pero yo lo noto, mucha reflexión, mucha reorganización... si te centras exclusivamente en todas las perchas que tienes al final te cansarás pronto, pero si mientras enrollas los calcetines con un buen temazo del 2010 las cosas van mucho mejor y aguantas.


Cada uno con lo suyo

Vale, creo que cada uno tiene su método para ordenar, yo dividí por secciones de arriba y telas, pero otros ponen todo por colores, no sé, no hay un truco, no te puedo ofrecer un tutorial. Ni siquiera Marie lo tiene, no... ella enrolla todo, lo cual no veo muy práctico porque digo yo, ¿no quedará luego super arrugado? Aunque sea menos cómodo yo soy de colgar en un montón de perchas, así me evito la plancha y recuerdo que tengo cosas, porque todo amontonado en rollitos de primavera no deja ver con claridad mi outfit.

Segundas oportunidades

Citando a Buscando a Nemo "y ahora ¿qué?". El objetivo principal de haber hecho esta limpieza es tener bolsas llenas con cosas que ya no quieres, en primer lugar, debes felicitarte, porque parecía misión imposible y al final ha resultado más fácil de lo que pensabas. Adiós a esa ropa que no usas, está desgastada o seremos sinceras... nunca vas a adelgazar tanto. Pero, ¿ves lo que acabo de hacer? Cuando te desprendes de la ropa no debes abrazarles, la verdad, a mí eso me hace más difícil la despedida. Pero sí puedes sentirte menos culpable del malgasto dándoles una segunda vida, sólo que no contigo.


Para ayudar

Cuando te das cuenta de todo lo que tienes y todo lo que no usas es el momento de aprender. Todo momento es bueno para llevarte una pequeña lección, está bien tener cosas, sienta bien ¿no? Pero el sentimiento de culpabilidad no se cura solamente pensando en los que no tienen, hay que ponerle solución, la primera es muy sencillo, tu abrigo negro número 3 que has decidido no volver a guardar sigue siendo bonito y protege del frío. Y no es la única prenda que está pidiendo una nueva aventura. Donar la ropa es la respuesta que buscas, acércate con la bolsa a algún centro que tengas por el barrio, en estos tiempos por desgracia es fácil encontrar algún punto que necesite ropa, ayudar a alguien te va a hacer sentir mejor que una blusa nueva.

Para sorprender

De las muchas cosas que esperaba averiguar en la edad adulta era qué narices regalar en los cumpleaños y cómo no quedarte sin tus cinco euros de colchón mensual. Por eso un truco es pensar qué podría gustarle a otra persona que quieras. Yo siempre defiendo ardientemente la idea de que todo regalo debe llevar su ticket, pero eso es cuando es casi obligatorio regalar. Yo siempre he dicho que sería muy buena millonaria, estaría malcriando a mis amigas constantemente con dinero. ¿No sería super guay regalar a tu amiga un buen libro cuando decida por fin pasar del idiota de turno? hay muchas cosas que no, pero seguro que alguna es digna para alegrar un día cualquiera. 


Para ahorrar

Cuando eres un estudiante cada céntimo cuenta y hoy que está más de moda la ropa de segunda mano tenemos una pequeña ayuda para pagar gastos básicos. Sinceramente, cuando entré en Wallapop creía haber encontrado una mina de oro, creía que me iba a ganar un dinerillo mensual tan tentador que por poco iba a vaciar el armario y renovarlo cada trimestre o al menos pagarme un billete barato de Ryanair... pero no. No obstante no hay que perder la esperanza, he vendido alguna cosa. Un jersey de navidad, un libro repetido, bueno, mejor eso que nada. No sé de más apps que funcionen bien en el tema venta de ropa, pero no me vendría mal saberlas, así que si alguien lee esto y tiene recomendaciones que escribir... soy todo ojos.

Para tirar

Y por último, el montón que probablemente ocupe más espacio, el de las manchas que jamás se van, descosidos que no se pueden apañar, pantalones desgastados que no quedan bien ni en fotos vintage... la bolsa de ropa que va a ir directa a la basura. Aún así hay solución; reciclar. Siempre siempre siempre se puede reutilizar lo que tenemos, sólo que no somos capaces nosotros de verlo. Descubrí hace un tiempo el contenedor de H&M, por cada bolsa de ropa te dan 5 euros de descuento en la próxima compra. Sé que hay en más tiendas, pero yo la que más visito es esa así que me viene fenomenal. No sólo consigues un vale que seguro vas a usar, te aseguras que alguien reutilice esos vaqueros para una diadema bonita.



Así que ya sabes, haz un hueco en tu google calendar y encuentra el momento para quitar todo aquello que sólo ocupa espacio, te sentirás muy bien dejando un hueco para una nueva etapa, estación o directamente... una nueva vida.

lunes, 25 de febrero de 2019

Mis Oscars 2019

Me siento realizada, por segundo año consecutivo he conseguido un pequeño reto, ver todas las nominaciones a los Oscars. Tiene gracia, porque el año pasado utilicé este blog a modo de testimonio de mi reto y hacer mi porra personal de los Oscars 2018, no acerté casi ninguno, pero oye, me quedé muy contenta. Así que... damas y caballeros, este año pienso hacer lo mismo.


Una vez más debo aclarar lo evidente, no, yo no soy ni vieja ni hombre, mi criterio es bastante diferente al de la academia así que es muy probable que no dé por ganadora a las favoritas del gremio. Cuando entrego mi estatua imaginaria sigo mis criterios personales, unos sentimentales, otros por aspectos técnicos y mil razones más que no sé describir. Porque no lo tengo nunca claro, salvo esto: yo no tengo buen ojo para entregar premios en los Oscars.
Pero, ¿sabéis cuál es mi parte favorita de todo esto? que me da igual.

Aquí va mi quiniela: 

MEJOR PELÍCULA

Hoy en las noticias he escuchado que estaba muy reñida la cosa y es comprensible. ¿Os habéis parado a pensar lo diferentes que son las películas nominadas? Está reñido, cada una tiene un género diferente, ¿realmente alguna de ellas es la mejor de todo este año? No lo sé, pero mi favorita es Green Book. Película por la que no daba ni un duro y ahora estoy deseando volver a ver.



MEJOR DIRECTOR

A ver, aquí es que está mal decirlo, pero es que no sé quién es mejor. Sorry. Destaquemos que no hay ni una nominación a una mujer en una celebración que cada día se pone más el pin feminista y nomina películas cuyo mensaje es "valoremos a las mujeres" pero luego ¿sólo hay hombres? Vaya.... así que por dar, se lo doy a Spike Lee. Creo que hay que ser valiente incluso para hacer una película de humor y esta se ha mojado, hasta el fondo.



MEJOR ACTRIZ

Paso de una categoría sin mujeres a una que obviamente está cargado de profesionales femeninas. Lo cierto es que una vez más me siento bendecida por tantas mujeres con talento. Esta estatua está dividida, pues yo se la daría a Olivia Colman y Glenn Close, pero sólo por que todavía no ha ganado ningún Oscar esta última se lo merece. Su papel desde luego no es fácil, pero me sorprendió lo mucho que podía transmitir con una simple mirada tímida. Glen, toda tuya.



MEJOR ACTOR

Creo que aquí no hay mucho que explicar, si tengo un ganador claro es él, Rami Malek. ¿Quién me iba a decir que vería a un Freddie Mercury convincente sin edición digital?. Desde niña he crecido conociendo a Freddie y Rami... simplemente lo ha bordado.



MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Aquí también tengo dos favoritas, Amy Adams y Regina King. Sus personajes me parecen clave en las películas que co-protagonizan y ambas presentan un registro que nunca había visto de ellas. Sin embargo, Regina tiene un discurso que marca en la película y unas palabras bonitas sin la actitud adecuada no llega. Esta estatua no es que se la merezca, es que se la ha trabajado más que nunca.



MEJOR ACTOR DE REPARTO

Si Green Book ha sido mi película favorita es porque él, Mahershala. En serio, no se habla lo suficiente, es que lo borda. Quiero aplaudirle día y noche.



MEJOR GUION ORIGINAL

Otra nominación que no sé dónde meterme, no tengo un criterio claro. Todas son originales, de verdad, es que suena simple pero es así. De todas formas La Favorita es mi favorita para la categoría (sí, quería decir la frase)



MEJOR GUION ADAPTADO

Para galardonar a alguien aquí debería ver la obra original, cosa que no he hecho. Pero como me considero valiente (y bastante insensata) yo quiero darle la estatua a La Balada de Buster Scruggs, que para mi sorpresa, me pareció bastante divertida y notaba que de verdad estaba leyendo un libro de aventuras. 



MEJOR CANCIÓN

La música es mi debilidad, siempre lo ha sido. Por lo que si mezclas música con cine yo enloquezco. Es de mis categorías favoritas de los premios, siempre hay buena música por descubrir. Y este año está fácil elegir quién merece un premio, te lo diría mi spotify, pero no puede. Shallow es un temazo, quizás no el mejor de la película, pero eh, que le den el reconocimiento que merece.



MEJOR MÚSICA ORIGINAL

Y aquí ya lo mismo pero a lo grande, si hay una película que merece el premio es Isla de perros. La música es un factor clave en la película y aquí tiene personalidad propia.



MEJOR FOTOGRAFÍA

Creía que aquí Roma me había convencido para ganar este premio y lo defendía hasta hace apenas unas horas. Todo ha cambiado cuando por fin he visto Cold War. Vaya maldita pasada de planos, no tiene ni uno feo, ni uno de menos, ni uno de más.



MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

Después de esto ya sólo voy a decir mi favorito sin explicar, pero es que esto TIENE DELITO. Para mí una de las grandes películas del año ha sido Spider-Man, un nuevo universo. Yo le hubiese nominado para absolutamente todo, mejor banda sonora, fotografía, guion... todo. Es mi ojito derecho, la he visto dos veces en el cine, espero con ansias tenerla en mi colección de dvds y sé que la voy a ver otras tantas Es una pasada de película, por eso al menos aquí que sí está nominada merece ganarse el premio. 



Y como no quiero escribir una memoria demasiado larga voy a decir ya directamente mi porra de premios restantes. Cualquier duda yo estaré dispuesta a resolverla y cualquier conflicto estoy preparada para defenderla, allá va:

Mejor Maquillaje: El Vicio Del Poder
Mejor película extranjera: Roma
Mejor diseño de vestuario: Black Panther
Mejores efectos visuales: Infinty War
Mejor montaje: El Vicio Del Poder
Mejor vestuario: La Favorita
Mejor diseño de producción: Mary Poppins Return
Mejor montaje de sonido: Un Lugar Tranquilo
Mejor mezcla de sonido: Bohemian Rhapsody
Mejor Cortometraje - Acción en vivo: Madre
Mejor corto de animación: One Small Step

Y sí, faltan categorías, pero para poder realizar el premio he debido dejar de lado documentales y cortos que no tenía tiempo para ver, pero eh, no está tan mal ¿no?
Un año más ha sido muy divertido ver tantas películas en tan poco tiempo, además de que he aprendido un montón y creo que puedo entablar conversaciones cinéfilas mucho más interesantes.
Y bueno, sé que me voy a llevar alguna decepción, que me voy a enfadar, que me reiré y quizás hasta lloraré, no lo sé, soy demasiado emocional. Pero desde luego, ha merecido la pena.

Y vosotros ¿estáis contentos con los resultados?

martes, 19 de febrero de 2019

Qué ver cuando ya has visto todo en Netflix

A todos nos pasa, hay findes donde no te apetece salir y necesitas con urgencia una serie que no te haga pensar demasiado para desconectar y vivir en una cueva durante tres días.
El problema es cuando se convierte en una costumbre y al final te quedas sin más cosas en Netflix que ver... o eso crees.


Hoy me he puesto en la piel de la Yol de tantas veces en el pasado, con su apendicitis personal de "¿y ahora qué?". Sí, a todos nos deja un vacío horrible cuando termina tu serie favorita, quedarse huérfano de series es una sensación horrible, por muchos memes que saquemos de ella. Pero si un primer corazón roto se arregla, esto también. Por eso traigo cinco series que (quizás) no has visto.




Y creo que la selección es variadita, hay para todos los públicos; misterio, musical, comedia, crítica y cotidiana. Todas tienen una cosa en común, no tienen el reconocimiento que merecen, así que he venido de abogada. Obviamente como buena devoradora de series, he visto las clásicas, he repetido más de un capítulo y constantemente hago referencias a escenas claves en la televisión, pero hoy les quitamos el foco, que a mí me encanta, pero no no, mereces saber otras no conocidas que te van a encantar. 

Así que aquí están, las series que te van a salvar de más de un apuro, ya no buscarás en google qué ver en Netflix. Para chicas, chicos, adolescentes, familias o quien quiera. Desde pequeña me ha gustado pasar el tiempo delante de la pantalla y creo que al final soy más de series que de películas, porque últimamente hay series que son pelis de más de 24 horas, lo cual me parece una auténtica maravilla, así que, ¿qué mejor que una nueva que nos haga pegarnos a la tele?

jueves, 17 de enero de 2019

Playlist del 2018



No miento si digo que llevo 5 años intentando escribir un diario, pero no hay forma, entre otras muchas cosas si ahora me diesen la oportunidad de hablar con mi yo del pasado algo que le preguntaría es: ¿cómo lo hacías para escribir todos los días y dónde se ha quedado esa fuerza de voluntad?

El caso es que no, soy un desastre y no lo consigo PERO este año he seguido el consejo de un viejo amigo y he creado playlist mensual, que básicamente es mi diario, porque ahí sí que sí está reflejado lo que ha sido mi año entero. Como youtuber básica que soy quería resumir el año para que al final todo quedase en un jaja grande y no se me ocurría mejor forma que contando qué canción me ha definido... y al final han sido doce, una por mes.

Así que en este vídeo más o menos resumo mi 2018, sin entrar en muchos detalles pero yo entendiéndolo, que es lo importante. Y la verdad es que el resultado me ha gustado, porque aunque parezca superficial lo que se ve... escucha, es sincero.

Más o menos ahí está mi corazón entero del último año, sin presión, pero tela, eh?
Y es que nunca sé definirme, de verdad, NUNCA, pero si hay música de por medio, yo te lleno una, dos, tres y trescientas listas.

Espero que os guste este resumen musical, porque entonces supongo que os gustaré yo.

Por cierto, he dejado las listas abierta en mi spotify, por si a alguien le apetece:

lunes, 16 de julio de 2018

Esta soy yo


Esta soy yo, esta es mi nueva presentación.

Han cambiado muchas cosas desde el último 7 del 7, es por eso por lo que no apuntar y celebrar todos esos cambios me parecía hasta un insulto. Así que aquí está, todo lo que soy y seré algún día, mis errores, lecciones, valores o propósitos. Tengo claro que estoy contenta con lo que este año de montaña rusa ha traído para mí, pero necesito que siga trayendo más.

Y como youtube para mí siempre ha sido importante, vi que este era el momento de hacer algo que llevaba años intentando "atreverme", así que... esta soy Yol. (perdón por la broma, era tentadora)